jueves, 21 de mayo de 2009

Los Kirchner no redistribuyen la riqueza

Los Kirchner no “redistribuyen la riqueza”

Los discursos de Néstor y Cristina suelen estar llenos de expresiones del tipo “nosotros o la derecha”.¿El gobierno es más “progresista” que los principales candidatos de la oposición?
Nestor Kirchner en campaña

Escuchamos cotidianamente a los Kirchner hablando “contra el FMI”, “la oligarquía” y a favor “de los que menos tienen”. Veamos cuánto de ese discurso “progre” se relaciona efectivamente con la realidad. La economía argentina creció muchísimo desde el 2003 hasta que comenzó la crisis mundial a mediados de 2008. Fue producto de una coyuntura internacional favorable que benefició a todos los países del mundo. Esa reactivación permitió que la desocupación bajara un poco. Los Kirchner se jactan de haber “creado” cuatro millones de puestos de trabajo. Sin embargo el desempleo nunca desapareció y millones de trabajadores continuaron revistando en las filas de los desocupados. Y de los actuales ocupados, el 40% está en negro. Muy pocos, los “privilegiados” que estaban en el sector privado y en blanco, apenas si recuperaron en 2005 el poder adquisitivo de 2001 (que ya era bastante bajo) para volver a perderlo con la inflación de los años posteriores. Los trabajadores del sector público, y peor aún los que están en negro, nunca llegaron siquiera a lo que ganaban durante los ´90. Y encima, en el último año se perdieron 228.000 empleos ¿Y los jubilados? El gobierno hace alarde de sus “trece aumentos”. Pero entre ellos ni siquiera se alcanzó a cubrir la inflación. Dice que “recuperó” los fondos de los jubilados de las manos de las AFJP. Correcto, pero ¿qué está haciendo con ellos? ¡Los usa para pagar deuda externa o prestarle a tasas preferenciales a los empresarios! Todos sufrimos las consecuencias en los últimos meses del tarifazo en los servicios públicos. En todo esto encontramos la respuesta de por qué, después de seis años de “redistribución” kirchnerista, en la Argentina siguen habiendo 12,5 millones de pobres.
Mientras tanto, los grandes beneficiarios del modelo fueron los grupos económicos de siempre. Todos, grandes empresas nacionales y extranjeras, del campo y de la ciudad, financieras o industriales, tuvieron superganancias durante el “modelo kirchnerista”. Incluso los banqueros y las privatizadas de servicios públicos, a quienes se benefició con innumerables “compensaciones” y subsidios.
En síntesis, no debemos dejarnos engañar: hay un doble discurso, donde el gobierno se muestra con un perfil más “progresista” pero es el mismo PJ de siempre, el de Scioli, el de Moyano, el de los privilegios, el de los que van a seguir gobernando para los de arriba. Por eso no hay que votarlos. Porque ya están preparando el ajuste que van a lanzar después del 28 de junio. Y si ganan van a estar más fuertes para lanzarlo. Ya están entre nosotros los efectos de la crisis mundial. Llegó la hora de definir quiénes van a pagar las consecuencias. El verdadero debate no es optar entre los Kirchner o la oposición patronal, porque ambos están de acuerdo en que hay que ajustar. Pasa por elegir entre “todos ellos” o los que decimos que la crisis la tienen que pagar los capitalistas, no los trabajadores.

No hay comentarios: